Publicidad

El defensa Gerard Piqué celebra su anotación en el juego que el Barcelona le ganó 3-0 al Málaga.

Publicidad