Publicidad

Karim Benzema festeja uno de sus goles en el clásico ante el Barcelona junto a Ángel di María.

Publicidad