Publicidad

Lionel Messi, al centro, celebra junto a sus compañeros los goles que marcó en el clásico español ante el Real Madrid.

Publicidad