Publicidad

Lionel Messi fue un fantasma en la final de la Copa del Rey. El Barcelona está a las puertas de su primera temporada sin títulos en seis años.

Publicidad