Publicidad

El defensa del Real Madrid Sergio Ramos (der.) lucha el balón con el centrocampista del Atlético de Madrid Raúl García (izq.).

Publicidad