Publicidad

Oriol Riera, quien anotó doblete para Osasuna, controla el balón marcado por Sergio Ramos, defensor de Real Madrid.

Publicidad