Publicidad

El delantero de Osasuna, Oriol Riera (izq), controla el balón junto al defensa argentino del Málaga CF, Marcos Alberto Angeleri.

Publicidad