Publicidad

Keylor Navas, a la izquierda, e Iker Casillas durante el calentamiento previo al duelo de ida de la Supercopa.

Publicidad