Publicidad

Tito Vilanova (izq.) y Josep Guardiola dirigieron al Barcelona en uno de sus momentos más gloriosos de la historia del equipo.

Publicidad