Publicidad

Álvaro Morata atendió a los aficionados a su llegada a Turín.

Publicidad