Publicidad

El jugador del Inter de Milán, Anderson Hernanes (derecha), busca el balón ante la marca de Faouzi Ghoulam del Nápoles.

Publicidad