Publicidad

Arturo Vidal grita el gol del empate ante el Inter de Milán en el estadio Giuseppe Meazza.

Publicidad