Publicidad

El presidente del Inter de Milán, Erick Thohir, le regaló una camiseta a Massimo Moratti.

Publicidad