Publicidad

Fabio Quagliarella (Juventus) y Davide Biondini (Atalanta) durante el partido disutado en el estadio Atleti Azzurri d'Italia.

Publicidad