Publicidad

German Denis festeja con euforia el tanto que abrió la cuenta en la victoria del Atalanta, 3-0, sobre el Nápoles.

Publicidad