Publicidad

Gervinho (der.) celebra el segundo gol de la Roma junto a Francesco Totti, en el partido ante el Milan.

Publicidad