Publicidad

Robinho (7) celebra su gol con sus compañeros Keisuke Honda (izq.) y Bryan Cristante (der.) en la Copa de Italia.

Publicidad