Publicidad

Los juagadores del Bayern Múnich corrieron a abrazar a Manuel Neuer cuando este le detuvo el penal a Romelu Lukaku.

Publicidad