Publicidad

Un hombre trabaja en la limpieza del estadio Nacional de Brasilia, donde se inicia la Copa Confederaciones.

Publicidad