Publicidad

Dani Parejo (centro) celebra el gol que le dio la victoria al Valencia ante Swansea.

Publicidad