Publicidad

Didier Drogba, del Galatasaray, engañó al portero del Arsenal, Wojciech Szczesny, y marcó de penal.

Publicidad