Publicidad

El Estadio Nacional de Brasilia fue el escenario que albergó el juego entre Brasil y Japón.

Publicidad