Publicidad

Fernando Torres, del Chelsea, que quitó una marca y anotó el primer gol contra el Rubin Kazan. / Foto: AFP

Publicidad