Publicidad

Harry Kewell (izq.) es consideredo el mejor jugador autraliano de la historia, tras pertenecer a equipos como el Leeds, Liverpool y Galatasaray.

Publicidad