Publicidad

Jugadores del Hamburgo celebran el 2-1 que significó la victoria sobre el Bayer Leverkusen.

Publicidad