Publicidad

Jugadores japoneses dejan la cancha después de la derrota de 3-0 ante Brasil.

Publicidad