Publicidad

Jaba Kankava (izq.) y Artem Fedetskiy (der.) del FC Dnipro, intentan arrebatar el balón a Massimo Ambrosini.

Publicidad