Publicidad

El volante surcoreano Ki Sung-Yong (Centro) celebra una anotación del Sunderland ante el Chelsea.

Publicidad