Publicidad

El francés Layvin Kurzawa celebra con Fabinho el gol que le dio la victoria al Mónaco sobre el Reims.

Publicidad