Publicidad

El defensor Oemer Toprak (der.) del Leverkusen, lucha por el balón con el delantero Sandro Wagner (centro) del Hertha Berlin.

Publicidad