Publicidad

Lorenzo Faravelli (derecha) controla el balón con la marcación Gabriel, del Botafogo

Publicidad