Publicidad

Manuel Pellegrini observa desde la orilla del terreno de juego un encuentro de sus pupilos del Manchester City.

Publicidad