Publicidad

Nolan Roux (centro) celebra el gol del Lille con el mediocampista Rio Mavuba.

Publicidad