Publicidad

El paraguayo Óscar Cardozo (derecha) celebra con sus compañeros del Benfica la victoria ante el Newcastle. Foto: AFP

Publicidad