Publicidad

Pablo Armero (der.) pelea un balón con Dusan Basta, en amistoso de Colombia ante Serbia.

Publicidad