Publicidad

Personas marcharon contra la asignación de fondos para la Copa Confederaciones y la Copa Mundial del año que viene en un momento en que Brasil está en extrema necesidad de la inversión en otras áreas.

Publicidad