Publicidad

El jugador del Rennes Kamil Grosicki (izq.) celebra su gol ante el Lille.

Publicidad