Publicidad

Roberto Di Matteo, el día que el Chelsea clasificó a la final de la Champions League tras eliminar al Barcelona en su casa.

Publicidad