Publicidad

El delantero francés del Sevilla Kevin Gameiro (izquierda) bate al portero del Espanyol Germán Parreño (derecha).

Publicidad