Publicidad

Stefan Kiessling (segundo de izquierda a derecha) es felicitado por sus compañeros tras concretar el segundo gol del Bayer Leverkusen.

Publicidad