Publicidad

Al final del partido Iniesta y otros españoles intercambiaron camisetas con sus rivales.

Publicidad