Publicidad

Xherdan Shaqiri (centro) del Bayern Múnich ante la marca de Sebastian Rode (izq.) y Pirmin Schwegler.

Publicidad