Publicidad

Los jugadores de Martinica alzaron en brazos al anotador del gol ante Canadá, Fabrice Reuperne.

Publicidad