Publicidad

Aficionados chinos observaron por televisión el domingo la final del Mundial Brasil 2014 entre Alemania y Argentina en un restaurante de Pekín.

Publicidad