Publicidad

Esta pequeña aficionada no podía creer la goleada que Alemania le endosó a Brasil en el Mineirao de Belo Horizonte.

Publicidad