Publicidad

Mundial de Brasil 2014

Argentina y Alemania van por la gloria del campeón

Si los teutones ganan, sumarían cuatro títulos y quedarían a uno de Brasil. Si la Albiceleste triunfa, llegaría a tres coronas.

FOTO: AFP

Río de Janeiro

Cualquier cosa que pase, la final del domingo entre Argentina y Alemania quedará en el recuerdo eterno, con un campeón que hará sonar su himno en un templo del fútbol cuyo dueño fue despedido y humillado.

Con la zurda de Lionel Messi, la Albiceleste querrá escribir un poema de amor en Brasil que además alimente una leyenda: ninguna selección sudamericana perdió un duelo decisivo en el continente americano.

Argentina y Alemania son viejos campeones mundiales, pero desde hace tiempo que bajaron al reino de los pobres y ahora quieren volver a ocupar el palacio de los ricos.

Será la tercera final entre ambos países tras la victoria de Argentina 3-2 en México 1986 y la de Alemania 1-0 en Italia 1990.

Los cinco títulos Mundiales de Brasil no serán alcanzados ni superados, pero los albicelestes van por su tercera corona y los teutones por la cuarta, algo que si logran les permitirá alcanzar a Italia en la tabla histórica.

Alemania llega con toda la fuerza anímica que le dio la paliza a Brasil, no muestra síntomas de relajación y lejos está de arredrarse por los pergaminos que pueda exhibir una Argentina que cuenta con Messi y que marcha invicta con cinco triunfos y un empate.

Argentina también alzó el trofeo en 1978 como anfitrión, aunque antes había perdido ante Uruguay la final de la primera Copa del Mundo en 1930. Alemania fue campeón en tres ocasiones, ya que antes de 1990 ganó los títulos en 1954 y 1974.

El estadio Maracaná, donde Uruguay le ganó a Brasil la definición de 1950, será escenario de otro choque por el título y una vez más, la fiesta que armó el local la van a disfrutar los otros.

Potencias del universo no pueden estar tanto tiempo excluidas del gran festejo: Argentina no gana la Copa desde 1986 y Alemania desde 1990. O sea que en sus dos últimos choques finalistas, la alegría de uno fue a expensas de la tristeza del otro.

Pese a esa paridad, Alemania es la sombra negra de Argentina ya que la eliminó las dos últimas veces que chocaron en cuartos: por penales en casa en 2006 y luego en Sudáfrica, en los que fueron los dos primeros Mundiales de Messi. Sobre un total de seis juegos, los europeos ganaron tres y los sudamericanos uno.

Para un argentino no hay nada mejor que levantar el trofeo en territorio de su gran enemigo Brasil, con el que hay extrema rivalidad pese a que la Verdeamarela lo supera con amplitud en la cosecha de títulos.

Pero los argentinos recuerdan que Brasil está por debajo de ellos en galardones de Copa América, Libertadores y en Juegos Olímpicos.

Más seductor el presente que el pasado, Alemania llega envuelta en una inusual áurea de victoria con la paliza 7-1 que le propinó a Brasil el martes en semifinales en Belo Horizonte, mientras un día después Argentina necesitó de tiempo extra y los penales para quebrar la paridad 0-0 con Holanda en Sao Paulo, cuando Messi hizo lo que pudo y el gigantesco Javier Mascherano lo hizo todo.

Messi viene de mayor a menor. No es la Pulga eléctrica del Barcelona, pero siempre es capaz de hacer caer copos de nieve en pleno calor del Maracaná.

Argentina necesita de toda la sapiencia de Messi, la fuerza de Mascherano, el trabajo colectivo y también el aliento de sus cientos de miles de hinchas que acolchonados en banderas cruzaron la frontera o ya la divisan.

Joachim Löw, técnico teutón, ponderó no solo a Messi sino también a Mascherano, Ángel di María y Sergio Agüero, aunque básicamente destacó el juego grupal desplegado por los albicelestes. “Si se creen que (Argentina) es solo Messi cometerían un error”, advirtió el timonel.

Argentina no solo debe cuidarse de Miroslav Klose (2 goles en el torneo), sino que tiene otras cartas de gol como Thomas Müller, que con cinco dianas está a una del máximo artillero colombiano James Rodríguez, así como también de André Schuerrle, que tiene tres.

La Albiceleste ganó todos sus partidos por la mínima diferencia y, pese a que tiene a Messi, luce más débil que una Alemania que además incrementó su fama por la forma impiadosa con la que masacró a Brasil.

¿Pero alguno se acuerda cómo le fue a Alemania en otros partidos?

Primera ronda: no pudo vencer a Ghana en el 2-2, cuando los africanos comenzaron perdiendo, lo dieron vuelta y sobre el final Klose ahogó la hazaña.

Octavos: La pasaron mal con Argelia y necesitaron de  tiempo extra para vencer 2-1, con goles de Schuerrle y Mesut Özil.

En semis juguetearon con Brasil y a la final llegan afinados como violín.

El violín de Johann Bach cada día suena más lindo. Pero Carlos Gardel cada día canta mejor.


Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.