Publicidad

Mario Balotelli (izquierda) hizo un gesto de desaprobación este miércoles luego de que habló con Enrico Castellacci, médico de la Selección de Italia.

Publicidad