Publicidad

Bastian Schweinsteiger controla el balón ante la marca de Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín.

Publicidad