Publicidad

El jugador de Bélgica, Marouane Fellaini (centro), celebra con sus compañeros el gol que anotó este miércoles ante Costa de Marfil.

Publicidad