Publicidad

Mientras los jugadores de la selección de Brasil eran goleados en la cancha por Alemania, los aficionados a la Verdeamarela no ocultaban su desazón.

Publicidad